Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


lunes, 18 de julio de 2016

RUTA CARACREMADA - 2ª Etapa - Gósol - Refugi de l'Arp

Esta es la segunda etapa de la ruta CARACREMADA.
Como hice en la anterior entrada, y puesto que no voy a incluir datos técnicos de la ruta, dejo enlaces a webs y páginas de interés para que podáis curiosear.

WEB CARACREMADA

EL TRACK

DATOS TÉCNICOS

REFUGI DE L'ARP

Esta es la más dura de las cinco etapas. No sólo por la cantidad de metros acumulados, tanto en ascenso como en descenso, sino por la dureza de alguna de esos tramos.
Pero las vistas compensan tanto esfuerzo....

Hermosas vistas con el sol naciente

Fecha de realización de la 2ª etapa: lunes 18 de julio.
  -El hecho de que entre la 1ª y la 2ª etapa haya un día de por medio, es porque el domingo 17,  aprovechando mi estada en Gósol, ascendí al Pedraforca (o al menos lo intenté) con un grupo de amigos.
Recorrido lineal de 19 km
Desnivel acumulado: 1410 metros de subida y 874 de bajada (una de las más duras...)
- Refugi el Molí de Gósol
- Forat de la Torrentsera
- Torrent Fosc
- Coll dels Belitres
- Cap del Verd
- Coll de Veís
- Prat Major
- Coma Pregona
- Coll dePort
- Estación de esquí nórdico Tuixent-Lavansa
- Refugi de l'Arp

Empiezo por pistas forestales y amplios campos


Hoy me toca enfrentarme a la Serra del Verd y a su cima más alta, el Cap del Verd, de 2283 metros de altura.
Como nota ilustrativa deiré que, el Alberg el Molí de Gósol se encuentra sobre los 1330 metros de altitud. El Cap del Verd está a 2283 metros de altitud, y este desnivel (953 metros) lo salvamos en apenas 7 km.... Casi nada...

A medida que avanzo, las vistas gananen belleza

Tras una primera etapa, bastante suave y en la que predomina el descenso, me enfrento a un duro recorrido con fuertes desniveles y caminos en bastante mal estado.
Abandono el albergue el Molí de Gósol a primera hora de la mañana e inicio el recorrido.
Cruzo el río por el puente y empiezo a recorrer pequeños bosquecillos alternados con campos abiertos de pasto. Algunas reses salen a mi encuentro a saludarme (o a investigar qué clase de bicho raro invade sus tierras a esas horas de la mañana...)
Por el momento el ascenso es suave, aunque ya sé que no va a durar demasiado.
A medida que voy ascendiendo se abren ante mis ojos hermosas vistas del Pedraforca, Gósol y todo su entorno.

Cada vez más alto....

Poco después del cruce de pistas que hay cerca de la Borda del Tinent, la pista da un giro a la derecha y, en breve, el ascenso empieza a hacerse notar un poco más.
La pista no tarda en convertirse en sendero, paso por debajo de la Roca del Grauet, una impresionante pared pétrea, y el camino empieza a ascender con ganas.
Me muevo por el lecho de una profunda y estrecha torrentera llena de piedras: el Torrent Fosc.
El camino no tiene pérdida. Parece bastante transitado, y de hecho, no hay otro para llegar arriba. Sólo un poco de ojo con los torrentes laterales, que no nos despisten, aunque el rastro del sendero es suficientemente evidente,
El ascenso es cada vez más y más marcado.

Sólo unos pasitos más....

Hay momentos que me llego a preguntar en qué estaría pensando quien diseñó esa montaña....
Pero el esfuerzo tiene su recompensa: a cada paso, las vistas sobre el valle por el que hace unos momentos caminaba, son más espectaculares.
Paso a paso, parando a recobrar aliento, y casi reptando en los últimos metros, llego, por fin, al Coll dels Belitres.
Giro la cabeza y echo una mirada al último tramo de camino que he recorrido. Casi me da un ataque de vértigo....
Sólo unos verdes prados en suave ascenso (con sus correspondientes reses) me separan de la cima del Cap del Verd.

El premio: las vistas

Llegar hasta aquí arriba y poder disfrutar de las vistas que se abren ante mis ojos, es la mejor recompensa para mi cansancio.
Un buen lugar para una pausa, comer y recuperar fuerzas y un poco de relax para afrontar el descenso.

Hasta donde llega la vista.... Pantano Llosa del Cavall

Desde esta cima se pueden ver los cinco macizos por los que transcurre la ruta al completo: Rasos de Peguera, Ensija, Serra del Verd, Port del Compte y Serra de Busa.
Todo un placer para los sentidos....
El descenso..... Si subir ya fue duro, el descenso ha sido una pesadilla (siempre bajo mi punto de vista, claro....)
Empiezo a seguir pequeñas marcas azules bordeando un precipicio que da vértigo antes de asomarme a él. Hay que ir con cuidado, el desnivel es fuerte y un resbalón me puede mandar a abajo en un momento.

Desniveles de vértigo

Pero lo peor está por llegar.
Llego a un punto en que aparentemente se pierde el camino y no se puede seguir. Pero.... sí se puede seguir. De hecho ése es el camino, que se despeña por la ladera de la montaña, por una estrecha canal, con un desnivel de vértigo, por un sendero con mucha rocalla suelta, un pedregal de piedra pequeña e inestable (en algunos tramos la ladera entera es un mar de rocalla que dificulta mucho el descenso....) y en el que hay que buscarse la vida para bajar intentando no resbalar y despeñarse.
Con mucho cuidado y paciencia llego a un punto donde hay que girar a la derecha y dejo atrás toda esa rocalla suelta, me adentro en zona boscosa y el camino se vuelve más transitable y con menos desnivel.
El terreno ahora es mucho más transitable. Alternan las pistas forestales y los senderos.
Pasamos Coll deVeís, Coll Virolet, Prat Major y la Coma Pregona, hasta llegar al Coll de Port, por caminos con poco desnivel y con la imagen a nuestras espaldas del Cap del Verd, con su gran pedregal.

La Serra del Verd y el Cap del Verd ya son historia... 

Hago parada en Coll de Port, en el que hay un bar-restaurante-posada, con la viva idea de tomar una cerveza bien fresca (ó 2...). Pero por mala suerte, está cerrado. Me tengo que conformar con una fuente de agua fresca (que me viene muy bien, puesto que ya estaba seca), y pasar un rato admirando la vistas desde el mirador.

Vistas al Cadí

Ya sólo quedan poco más de 3 km hasta el refugi de l'Arp. Lo malo, es que son por carretera, y caminar por asfalto es lo que menos me gusta....
Paso por las pistas de esquí nórdico de Tuixent-La Vansa, y pasado el aparcamiento, rodeado de verdes prados está el refugio.

Refugi de l'Arp

Es imposible sustraerse a la magia y el encanto de las puestas de sol que se ven desde este refugio.
Orientado hacia el oeste y sin nada por delante que me tape la vista, dedico unos minutos a un merecido relax para contemplar ese maravilloso espectáculo....

Puestas de sol de ensueño.

Muy bien atendida en ese refugio y después de cenar y charlar un rato con el chico que lo lleva, me retiro a descansar y a recuperar fuerzas para mañana....

No hay comentarios:

Publicar un comentario