Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


domingo, 31 de mayo de 2015

CAMÍ RAMADER 2015 - 3ª Jornada

Fecha de realización: 31 de mayo de 2015
Recorrido: 10 km - Palomera - Pla de La Pera.

Última jornada acompañando al rebaño de la familia Picas en su recorrido hacia las tierras de pastoreo donde pasará el verano.
Hoy inauguramos el tramo de Camí Ramader reabierto hace unas pocas semanas entre Palomera y el Coll de l'Arç, acompañados por Josep María Muntades, que nos guía y nos indica el recorrido.
El día amanece radiante.

Hoy pinta buen tiempo...


Nos despertamos con las primeras luces del día y lo primero que nos llama la atención es una preciosa vista  del Pedraforca dominando el paisaje.

El majestuoso Pedraforca, alzándose altivo .

Al llegar ayer con lluvia, no nos pudimos dar cuenta de las preciosas vistas que se muestran ante nuestros ojos desde esta casa. El entorno es magnífico, y el radiante cielo azul nos hace pensar que, al menos este último día de viaje, podremos acabarlo con buen tiempo.

Los primeros rayos de sol dan un toque casi mágico
 a los bosques que vamos atravesando.

Recogemos nuestras cosas y recargamos las pilas con la energía de un buen desayuno. Pan con embutido, café con leche, y galletas y coca que quedó anoche. Lo justo para empezar a caminar con la fuerza necesaria. Aunque ya está previsto que el recorrido de hoy no es tan largo como los de los anteriores días.

Sobran las palabras....

Parece ser que el buen tiempo le ha dado alas al rebaño y éste lleva un buen ritmo (incluso un poco acelerado, pensamos los que lo seguimos...). Pero en todo momento tenemos muy claro que quien marca el ritmo es precisamente el ganado. Así que hoy toca apretar el paso...

El ganado hoy va a buen ritmo.

Pasamos a buen ritmo por el Coll del Boix, de Merolla y el Coll del Pla de l'Espluga, y si queremos disfrutar un poco de algunos bonitos rincones del recorrido, no queda otro remedio que dejar que pasen a su ritmo. Ya les alcanzaremos en destino...
Un poco más tranquilos, nosotros disfrutamos visitando la Font del Roure y el monumental árbol que está a su lado (un roble de descomunal tamaño).

Roble monumental que da nombre a la fuente

Nos entretenemos en La Cot, una gran masía en ruinas y en un elevado mirador natural muy cercano, desde el que disfrutamos de excelentes vistas.

La Cot

Vistas desde el mirador de La Cot


Pasamos por el contador de La Cot. Este es un punto muy cercano al camino en que, un par de enormes piedras forman un estrecho paso hacia el que se desviaba el ganado para poder contarlo. Por se estrechez, los animales estaban obligados a pasar de uno en uno y los pastores podían llevar a cabo ese recuento con cierta facilidad.
Seguimos caminando por una empinada cuesta empedrada con piedra natural, en la que se han hallado curiosos grabados, hasta el Pla de l'Espluga.

El camino no siempre es plano...

El rebaño nos está esperando en este punto (parece ser que un poco más templado y sin tantas ganas de correr), y a partir de aquí, todos juntos podemos hacer el último tramo del día, hasta el Pla de la Pera, en Montgrony (Gombrén).

Llegando todos juntos al Pla de la Pera

Aquí se nos ofreció una comida a base de embutidos (que no faltaron en ningún punto del recorrido, y de una excepcional calidad), pan, café y galletas.
Acabada la comida nos despedimos de la familia Picas y del resto de los organizadores (las ovejas permanecerán un par o tres de semanas en este lugar antes de acabar de ser conducidas a las zonas más altas de la montaña).

Toca dejar atrás una maravillosa experiencia...

Y nosotros nos dirigimos al cruce de Can Camps, donde un microbús tenía que recogernos.
Pero no podía resultar tan fácil la cosa.
Antes de llegar al punto de encuentro con el transporte, las nubes y los primeros truenos anuncian que no nos vamos a librar de una buena.

De nuevo el cielo amenaza con dejar caer una de buena...

Y así fue.
El cielo se abrió. Una fuerte lluvia acompañada de piedra y fuerte tormenta se desató en pocos momentos.
Tuvimos que refugiarnos en el hostal del Santuario de Montgrony, donde también hoy llegamos chorreando. Por suerte no hacía mucho frío y al poco rato estuvimos casi secos....

Agua, granizo, tormenta....

Toda una aventura.
Estos tres días han sido geniales. En parte por poder disfrutar de hermosos paisajes y excelentes vistas. Y por la experiencia de convivir con un grupo de personas a las que de nada conocía, pero con las que he acabado creando vínculos y amistad.
Y también por la posibilidad de conocer en cierta profundidad un trabajo y medio de vida del que hasta ahora desconocía su extrema dureza.
Tres días muy gratificantes y enriquecedores.

PARA VER TODAS LAS FOTOS CLIC AQUÍ


sábado, 30 de mayo de 2015

CAMÍ RAMADER 2015 - 2ª Jornada

Fecha de realización: 30 de mayo de 2015
Recorrido: 14'5 km - Pla de Capdevila - Palomera

Segunda jornada acompañando el rebaño de la familia Picas.
Llegamos a Pla de Capdevila a primera hora de la mañana y, mientras esperamos que el rebaño se ponga en marcha, hacemos acopio de energía con un buen desayuno.

Un buen desayuno, para cargar pilas...

No sabemos qué nos deparará la jornada de hoy, y hay que estar preparados...
El día empieza bien, con una marcha muy rápida desde el Pla de Capdevila hasta coll del Forn y costa del Forn, donde se han realizado tareas de limpieza de bosque y el ramaje ha quedado sin recojer.
Pero al menos hoy se consigue hacer pasar el rebaño esquivando el ramaje.

Un día precioso, para disfrutar de rincones encantadores.

Pasado este contratiempo, seguimos camino hasta el Pujol de Llentes, una gran masia en la que nos detenemos para comer y descansar un buen rato.

Pujol de Llentes

El entorno es magnífico. Grandes prados para el ganado y una cálida acogida para los huéspedes.
Comemos en una terraza, en un agradable y distendido ambiente.

La comida en muy buena armonía.

A media tarde reanudamos el camino, por la cresta de Les Ajagudes, hasta el coll de Faig General, donde hay un árbol de dimensiones extraordinarias (de ahí su nombre...)
Y también hoy hemos podido comprobar lo dura que puede llegar a ser la vida y el trabajo de los pastores....
Hoy ha tocado lluvia.
Al reanudar el camino en Pujol de Llentes ya nos percatamos de que las amenazadoras nubes que han ido cubriendo el cielo no presagian nada bueno.

Esto no pinta nada bien....

Y al poco de empezar a caminar ya caen las primeras gotas.
Que por descontado se convierten en fuerte aguacero, acompañado de rayos y truenos, al llegar a la altura del Coll de Faig General.
Por suerte todos nosotros vamos más o menos equipados para una situación como esa, pero la fuerte y persistente lluvia nos deja empapados.

Bajo la lluvia...

Los caminos se han convertido en ríos de agua y fango, algunas ráfagas de fuerte viento han ayudado a que nos mojáramos aún más y los fuertes truenos hacen temblar la tierra.... Una tormenta de primera que nos acompaña hasta llegar a Palomera, la casa donde nos alojaremos esta noche y que durante mucho tiempo fue una conocida casa de colonias.
Por fortuna, la acogida en Palomera es fenomenal. Tienen una gran chimenea encendida cuando llegamos nosotros (empapados y ateridos de frío, por cierto), que nos va de primera para calentarnos, reponernos y secar zapatos y la ropa.

Un gran fuego que se agradece.

La cena es de primera.
Embutidos artesanos y carne de cordero a la brasa, carne del rebaño de la família Picas, que se vende en una carnicería de Ribes de Freser.
Y para redondear la noche, una cantada de habaneras a cargo del grupo de Platja d'Aro "Caball Bernat..."
A todos nos sorprende lo de las habaneras en el prepirineo ripollés. Pero hay una sencilla explicación: Uno de los actuales miembros del grupo, Quique Roca, había estado en las colonias de Palomera durante muchos años.
Tanto la cena con el recital, como el alojamiento (utilizando las salas y las literas que antaño se utilizaron en las colonias), son de lo más agradables.

Una buena cena para recuperarnos de un día bastante duro.

Cuando nos vamos adormir sigue lloviendo con cierta intensidad, lo que hace que todos nos preguntemos qué día hará mañana..... La pregunta queda en el aire.
De nuevo podemos apreciar la dureza de este trabajo. La lluvia, la tormenta, el frío, la intemperie... son condiciones muy duras que deben soportar los pastores. Son muchos los riesgos que corren junto con el ganado. Caídas de rayos, resbalones y caídas de los pastores o de los animales, frío...
Esta también ha sido para mí (y para todos los que seguimos al rebaño) una jornada dura y cargada de emociones...

PARA VER TODAS LAS FOTOS CLIC AQUÍ


viernes, 29 de mayo de 2015

CAMÍ RAMADER 2015 - 1ª Jornada

Fecha de realización: 29 de mayo de 2015
Recorrido: 20'5 km - Sant Martí d'Albars - Pla de Capdevila (Les Lloses)
Ascenso acumulado: 636 metros.
En el kilómetro 4,7 enlazamos y tomamos el "Camí Ramader Central del Lluçanès," un poco antes de llegar a la casa de l'Almató (Sant Martí d'Albars)

Empezamos la jornada en el lugar donde el rebaño de la familia Picas ha pasado el invierno. Un gran rebaño de más de 400 cabezas de ganado está en el redil, esperando a que los pastores ultimen los preparativos para iniciar el recorrido desde este punto hasta los pastos de alta montaña, donde pasará el verano.

El rebaño, esperando el momento de la salida.

Mientras tanto, nos muestran las cuadras donde quedarán unas pocas ovejas que acaban de parir, y sus pequeñas crías.

Animalito desayunando.....

Son unos animales encantadores. Esta es la parte más... "bonita" de estas jornadas. El contacto directo con los animales, tocarlos, verlos en su ambiente natural...
Caminar a su lado, acompañados por sus constantes balidos y el sonido de los cencerros..
Ver curiosidades como que, en todas las paradas que hace el rebaño, las cabras se separan de las ovejas y forman su grupo....
Admirar el arte del dominio del rebaño por parte de los pastores y de sus perros...

Caminar rozándonos con los animales...

Y también descubrir caminos y senderos cargados de historia, leyendas y tradiciones.

Caminos cargados de historia....

Pero también podemos ver y sentir en nuestra propia piel la parte no tan... "bonita" de la tarea del traslado del ganado.

La jornada de hoy ha sido bastante dura, por el fuerte ascenso
y por el sofocante calor.

El primer tramo, hasta Santa Eulàlia de Puig-oriol, transcurre sin complicaciones.
La entrada en esta población fue es espectacular.

El rebaño ocupando toda la calle principal,
a la entrada en Santa Eulàlia de Puig-Oriol.

Un grupo de acordeonistas toca al paso del ganado, los niños y muchas personas más nos esperan y nos saludan y en el hostal de Cal Penyora nos ofrecen un apetitoso almuerzo, amenizados por canciones típicas a cargo del grupo de acordeonistas.

Un grupo de acordeonistas nos recibe con canciones populares.

Hasta aquí, todo perfecto. Peeeeero.......
El trayecto entre Santa Eulàlia de Puig-Oriol y Alpens se hace muy duro por el fuerte calor. Se llega a los 30º y la marcha se hace muy lenta.  En Torrats, muy cerca de Alpens, el rebaño, agotado y sediento, necesita un buen descanso, que se alarga hasta bien entrada la tarde en que baja un poco la temperatura.

El calor es asfixiante y hay que dejar reposar al ganado.

Pero la cosa no queda ahí.
Al llegar cerca del Mas del Soler, nos vemos sorprendidos por una tala de árboles realizada este mismo día que ha hecho intransitable el camino por donde debe pasar el rebaño. El bosque, lleno de ramas y troncos que hacen imposible el paso de las ovejas, nos obliga a buscar un camino alternativo.
Nosotros trepamos campo a través, esquivando como podemos las ramas y los troncos, hasta encontrar el camino de nuevo.

Los árboles cortados y todo el ramaje impiden el paso del ganado.

Pero el rebaño  se ve obligado a descender hasta una pista forestal cercana y dar un gran rodeo, con lo que la jornada de hoy se alarga hasta el anochecer.

Llegada al Pla de Capdevila al anochecer.

Estaba previsto finalizar sobre las tres de la tarde, pero dan las nueve cuando nos recoge el autobús para volver a Ripoll.
Y el rebaño aún tarda una hora más en llegar...
Ha sido una jornada bastante dura, pero llena de emociones y... sorpresas.
Ya me he podido dar cuente de que a veces las cosas no son tan bonitas como parecen, y que el trabajo de los pastores, en algunos momentos puede ser muy duro.

PARA VER TODAS LAS FOTOS CLIC AQUÍ


domingo, 24 de mayo de 2015

RIERA DE LES GORGUES - L'ESQUIROL

Ruta realizada el día 24 de mayo de 2015
Recorrido: unos 14 kilómetros
Caminantes: Trotacamins de Martorelles

Preciosa ruta, descubriendo rincones fantásticos de la Riera deles Gorgues.
Para llegar: Carretera C-153, de Vic a Olot. Justo en el Km 11, a la derecha, encontramos un restaurante de color rojo llamado La Teulería. Nos desviamos por aquí, en seguida giramos a la izquierda, pasar por detrás de unas naves, seguir un pequeño tramo de pista asfaltada y encontramos una casa. Aparcar ahí.
En esta casa había habido el Restaurante Les Gorgues, ahora cerrado.

En esta preciosa casa cubierta de hiedra estaba
el restaurante "Les Gorgues"
Ahora está cerrado.

Aquí empieza la ruta. Y el primero que encontramos es el Salt del Cabrit.
No baja mucha agua, y la poca que baja es de color marrón, suponemos que a causa de la lluvia que cayó hace un par de días.
Vamos siguiendo el sendero y bajando hasta casi tocar el torrente en algunos puntos, para ver con detalle el salto.
Un poco más abajo está el Salt Gros de la Gorga. En este punto, este torrente vierte sus aguas en el Ter, formando un precioso salto en el que las aguas se deslizan por una alta pared rocosa.

Salt Gros de la Gorga

Caminamos bordeando altos riscos, con una preciosa imagen de este ensanche del rio y con una curiosa formación rocosa que aparece en un extremo de la pared rocosa que tenemos justo en frente. El Cap de Mort.

El Cap de Mort...

Un poco más adelante encontramos el Salt d'en Nara, volvemos a tener frentea nuestros ojos el Cap de Mort, en el que por cierto pudimos ver un par de cigüeñas, y a los pocos metros nos desviamos hacia la derecha, hacia un mirador. Desde este punto elevado tenemos una fantástica vista de las altas paredes rocosas que encierran el torrente.

Las altas paredes rocosas custodian rincones de gran belleza

Seguimos avanzando, bordeando los riscos, disfrutando de un día espléndido y de preciosas vistas.
Hasta que llegamos a un cruce. Estamos cerca del Salt de la Barra de Ferro.
Aquí hay que tener cuidado con lo que decidimos hacer.
Una opción es seguir adelante por el camino más o menos llano por el que íbamos, y llegar al Salt de la Barra de Ferro por la parte de arriba.
La otra opción, la que escogimos unos cuantos de nosotros, es tomar el sendero que sale por la derecha, en suave descenso, por preciosos bosques llenos de grandes helechos y musgos colgando de todas partes (lo más parecido a un bosque encantado) y que nos llevará al lecho del torrente, con lo que podremos ver este espectacular salto de 70 metros de altura desde allí mismo donde rompe el agua.

De cualquier rincón podría salir una ninfa, un hada o un duende...

Y os aseguro que es espectacular. Ver caer el agua, casi sobre nuestras cabezas, en un entorno precioso...

De abajo, a arriba...

El "problema" es que para salir de ahí hay que remontar un fuerte desnivel, por un sendero en fuerte pendiente, con tramos en los que tendremos que trepar un poco, equipados con cadenas que facilitan el ascenso. Nada del otro mundo, pero que deben tener en cuenta personas con poca movilidad o sensibles a las alturas.

Pasos equipados con cadenas

Subiendooooo........

En pocos minutos hemos ascendido a la parte alta del salto, desde donde también podemos verlo. Pero... comparado con lo que hemos visto, no hay color.

Con el sitio donde estábamos hace
unos momentos a mis pies... 

Retomamos el sendero que por la parte superior de los riscos nos sigue mostrando preciosas vistas i hermosos rincones.
Llegamos a un antiguo campo de tiro al plato donde hay una gran mesa de madera con bancos.
Un buen sitio para comer un poco y reponer el desgaste que han sufrido nuestros cuerpos.

Con tanto subir, bajar y trepar, entra un hambre....

Con las pilas cargadas, retomamos el camino. Ya estamos cerca de Santa María de Corcó. O l'Esquirol, que es su nombre original y el que reivindican muchos de los vecinos...
Nos detenemos a visitar la Font de l'Escudella. Sólo uno de sus caños lleva agua.
Llegamos al pueblo, lo cruzamos de punta a punta y vamos a ver el Pont de la Gorga.

Pont de la Gorga, a l'Esquirol

Desde el pueblo podemos disfrutar de excelentes vistas de la sierra de Cabrera y Pla d'Aiats. Incluso llegamos a distinguir la punta del campanario de la ermita del Santuario de Cabrera... Fantástico!

Fantástica vista de Pla d'Aiats y Serra de Cabrera.

Pasamos frente al antiguo hostal de l'Esquirol (ahora ya cerrado desde hace tiempo), giramos a la derecha, y ahí tenemos el magnífico puente.
Volvemos a cruzar el pueblo, esta vez en busca del antiguo Camí Ral, que antiguamente unía Vic y Olot, y que nos llevará al sitio donde esta mañana hemos dejado los coches.
Desde este camino podremos disfrutar de unas excelentes vistas sobre Bellmunt, Serra d'Ensija, el inconfundible Pedraforca, e incluso en días claros el Cadí.

Una curiosa y antigua placa en la Calle Mayot de l'Esquirol

En resumen, una ruta de gran belleza, magnífica combinación de agua, rocas, saltos, pozas, vistas...
En día fantástico, con una gente genial. Se puede pedir más??
Ánimo, fuera pereza y... a caminar!

sábado, 16 de mayo de 2015

MONTSERRAT - Coll de Can Maçana - Les Agulles - Els Frares Encantats - Refugi Vicenç Barbé - Coll de Can Maçana

Ruta realizada el día 16 de mayo de 2015
Recorrido: Unos 15 km
Caminantes: Equipo del Caminant per Catalunya y Trotacamins.

Una ruta excepcional. Y no sólo por los paisajes, las vistas y el recorrido. Lo que más me gustó fue pasar por unos tramos de vía equipada y unos pasos técnicos.
Me fascinó esa vertiente agreste y salvaje del Macizo de Montserrat. Y esta es una caminada muy completa, por caminos, senderos, trepando por las paredes rocosas, por pasos equipados con un alto grado de dificultad... Una gozada para los que nos gusta la aventura...

Impresionante la verticalidad de esas paredes rocosas.


Un día radiante nos saluda de buena mañana. Intuimos que las vistas van a ser fantásticas.
Aparcamos los coches el el pàrking del Coll de can Maçana y empezamos la ruta.
La Roca Foradada y La Cadireta son las primeras formaciones rocosas que llaman nuestra atención por sus curiosas formas.

La Cadireta y La Foradada

Caminamos por plácidos senderos, admirando las bellas siluetas de Les Agulles, esas impresionantes y afiladas moles rocosas que se alzan desafiantes sobre nuestras cabezas. Todas ellas tienen un nombre.
Agulla del Capdamunt,l'Esquèlet, les Bessones, la Corona de la Reina.... Pero el buen camino se acaba y empezamos un constante sube y baja que será la nota dominante de hoy.
Tras la primera fuerte subida decidimos hacer un pequeño tentempié para recuperar fuerzas (las vamos a necesitar...)

Hay que darle energía a esos cuerpos

Seguimos por escarpados caminos, con vistas de vértigo entre las altas y afiladas agujas de piedra.
Llegamos als Frares Encantats. El Lloro, El Bisbe, La Monja, El Frare.... Cada gran roca con un nombre que hace referencia (más o menos) a su forma...
Encontramos los primeros tramos equipados con cuerdas. Estrechos y verticales canales en los que hay utilizar toda la fuerza de los brazos para trepar por unas paredes verticales, casi sin nada de apoyo para los pies y que en algunos puntos tenemos que acabar pasando por dentro de un agujero de las rocas para acabar de llegar arriba.

Trepando, subiendo, por el agujero....

Y tras una subida, viene una bajada. En las mismas condiciones, claro. Más cuerdas, cadenas y nuestra fuerza para sujetarnos y no bajar rodando...
Agujeros tan estrechos que no permiten el paso del caminante con la mochila en la espalda, por lo que entra en juego el ayudarnos unos a otros pasando las mochilas y haciendo malabares para pasar estos complicados pasos.

Un nuevo tramo de cuerdas en pared casi
vertical, por otro agujero.

Pero a pesar de la dificultad del camino, nos divertimos como niños.
Aunque lo mejor está por llegar. Un tramo equipado con unas barras, grapas y unas cadenas, en descenso.

Perfectamente señalizado.

Sólo de verlo da un poco de miedo. La pared es completamente vertical. Las barras están muy separadas y de nuevo hay que hacer uso de la fuerza de brazos y de la habilidad para superar ese obstáculo.

Un nuevo paso complicado, esta vez de bajada

A partir de aquí el camino se suaviza un poco, hasta el refugio Vicens Barbé.
Un buen punto para un descanso y una merecida cerveza.

Refugi Vicens Barbé

Hacemos amistad con el guarda, un chico joven que nos acompaña hasta l'Avenc dels Pouetons.
Esta sima es una de las cavidades más importantes de Catalunya, con unos 123 metros de profundidad y unos 337 de recorrido en sus galerías.

Avenc dels Pouetons

Volvemos al refugio, nos despedimos de los guardas y tomamos el camino de regreso al párking.
Salvamos el desnivel de un par de torrentes (sin una gota de agua) y llegamos al Coll de Guirló, punto en el que nos encontramos con el camino por el que habíamos venido esta mañana. Sólo nos faltará deshacerlo para llegar a los coches.

Menhir, en La Diablera

Antes de llegar nos desviamos unos pocos metros para visitar la zona arqueológica de la Diablera, intentando encontrar un dolmen (que al final no fuimos capaces de encontrar...). Aunque lo que sí tuvimos ocasión de ver fueron un par de esquivas cabras...
Y finalmente llegamos a los coches y al final de la ruta de hoy.
Una excepcional ruta, con unas vistas fantásticas, tanto del entorno ( la montaña y sus curiosas formaciones rocosas), como paisajistas.
Preciosos rincones.
Caminos, senderos, vías y pasos complicados pero muy divertidos.
Dicen queMontserrat es una Montaña Mágica, y tienen toda la razón....
Hasta la próxima, amigos!