Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


domingo, 1 de diciembre de 2013

CAMÍ DE RONDA LLORET - BLANES


Día 1 de diciembre de 2013, domingo.
Recorrido .Unos 12 kilómetros
Ruta realizada con mis amigos Trotacamins de Martorelles.

Estas caminatas recorriendo y bordeando la Costa Brava son magníficas.
Se pueden realizar en cualquier época del año.
En verano tienen el aliciente de poderse bañar en alguna de las preciosas calas que iremos descubriendo. Por contra, los caminos, las calas, los pueblos... suelen estar bastante masificados.
En invierno todo está tranquilo y solitario. Si se busca paz, o hacer fotos sin que salga gente o coches, esta es la mejor época.

Invierno, mar brava, soledad... un paraíso.

Primavera y otoño, podemos buscar los rojos y amarillos de otoño o el espectacular colorido de las flores en primavera.
Sea cuando sea y como sea, por senderos locales a tocar del agua, por PR recorriendo calas, rincones y trepando por pequeños cerros, por el GR-92 disfrutando de bellas vistas y descubriendo la historia de este gran territorio.... Sea cómo sea, estas son unas excelentes rutas que recomiendo para todos, pudiendo adaptar el recorrido a las necesidades de cada uno.

El tramo que he recorrido hoy de Camino de Ronda ha sido  muy especial por varios motivos.
A parte de disfrutar de un magnífico recorrido en compañía de unos amigos estupendos, con esta etapa he concluido todo el Camino de Ronda por la Costa Brava, desde Portbou hasta Blanes.
Un gran logro, teniendo en cuenta que no hace más que un año que me inicié en el mundo del senderismo con pequeñas salidas cerca de mi casa.

Como he dicho, ha sido un magnífico recorrido. No muy largo, no más de 12 km. con no excesivo desnivel y un día precioso, lo que ha proporcionado un ambiente muy distendido entre nosotros y la oportunidad de disfrutar de todos los rincones, el contraste de luces y colores y embriagadoras sensaciones.

Unos estiramientos....

Un día radiante, aunque algo ventoso(los que vivimos en la Costa Brava ya estamos acostumbrados a eso), y la mar brava de verdad, haciendo honor a su nombre.
Salimos de la playa de Fenals, de Lloret de Mar, en dirección a Blanes, bordeando la costa y ascendiendo suavemente, lo que nos permite contemplar el magnífico espectáculo de las embravecidas olas estrellándose en los altos acantilados.
Panorámica de Lloret de Mar

Dejamos la playa y pasamos por la Punta de Els Rosaris, done se encuentra el Monumento a la Mujer Marinera.
Monument a la Dona Marinera

 Desde este punto disfrutamos de unas excelentes vistas de Lloret de Mar. Seguimos caminando y nos adentramos un poco hacia el interior, hasta una gran rotonda, seguimos por la izquierda, rodeando un bosque y por un camino llegamos a la Cala Boadella. Un buen sitio para recuperar fuerzas con algún bocadillo y para disfrutar del sol y del maravilloso espectáculo de las embravecidas olas rompiendo con fuerza contra las rocas.
Una cala preciosa, y que según nos informan es de tradición naturista.
Cala Boadella

Dejamos la cala, volvemos a adentrarnos un poco en el interior y llegamos a la bonita ermita de Santa Cristina.
Tanto la ermita como todo el paraje que la rodea posee una belleza excepcional.
Fachada de la Ermita de Santa Cristina

Justo por detrás de la ermita se extiende una gran explanada en forma de terraza, presidida por un pino centenario.
Tradicionalmente, cada 24 de julio, se celebra el día de Santa Cristina, con un banquete de pescadores en honor a la santa.
Explanada de detrás de la ermita

El lugar también es famoso históricamente por haberse celebrado el 7 de agosto de 1934, tal y como indica una placa conmemorativa, una Junta de Gobierno de la Generalitat bajo el gran pino.
El pino centenario

Desde esta terraza se pueden admirar espléndidas vistas a las calas de Santa Cristina, a la izquierda, y Treumal, a la derecha, calas que no dudamos en visitar.
Cala Treumal

Anestesiados nuestros sentidos por la belleza del lugar, abandonamos las calas, de nuevo nos adentramos un poco en el interior y llegamos a Jardí Botànic Pinya de Rosa.
Hoy el día se presta para gozar de los paisajes, del sol, charlar y divertirnos.
Estamos siguiendo una ancha pista forestal que nos lleva por el interior. Los altos acantilados y una gran urbanización (que no sé yo hasta qué punto es legal cortar los Caminos de Ronda), nos cierran el paso y tenemos que cruzar toda la urbanización para llegar a Blanes.
Gran luminosidad, vivo contraste de colores y las aguas embravecidas,
haciendo honor  a la Costa Brava.

Varios tramos de escaleras hacen de atajos, cortan las largas calles que serpentean por la montaña y nos ahorran mucho tramo de asfalto.
La última calle de esta urbanización nos lleva de nuevo al mar, a la Cala de Sant Francesc.
Llegamos a la Cala Bona(Cala Sant Francesc), y seguimos ahora por camino ascendente, hasta la preciosa Ermita de Sant Francesc.

Ermita de Sant Francesc

Estamos ya casi en puertas de Blanes. Caminamos por zona urbana.
Pasamos por delante de los jardines Mar i Murtra, siguiendo la carretera, llegamos casi a tocar del Convento y nos detenemos unos momentos para disfrutar de una estupenda vista del pueblo y el puerto.
Ya sólo nos falta acabar de seguir la carretera hasta el paseo marítimo y daremos por finalizada la caminata de hoy.
El camino se nos ha hecho corto.
Charlando, bromeando y admirando las maravillas que se iban mostrando ante nuestros ojos, casi sin darnos cuenta hemos llegado a Blanes.
Panorámica de Blanes

Blanes, primer pueblo de la provincia de Girona, es el punto final de la Costa Brava en su extremo sur.
Un gran promontorio rocoso, Sa Palomera, separado de la playa por un pequeño istmo, en el que un gran arco hace de simbólico portal de inicio de la Costa Brava.
Hoy ha sido un día muy especial, cargado de simbolismos.
Por mi parte, haber concluido el recorrido a pie por toda la Costa Brava, desde Portbou hasta Blanes.
Por parte de todos, cruzar la simbólica puerta que separa: las dos costas, la Costa Brava de la Costa Central.
También las encrespadas y espumosas olas mostrándonos el lado más salvaje de esta costa, haciendo honor a su nombre. Un día radiante, que nos ha obsequiado con un maravilloso contraste de colores...
Por todo ello, hoy hemos decidido hacer una excepción y hemos sustituido los clásicos bocadillos por una apetitosa paella.
Un final especial para un día muy especial.

Son esos pequeños momentos, los que me hacen sentir llena de vida.
Descubrir y aprender a disfrutar de la belleza que nos rodea. Unos buenos amigos con los que reír, charlar y divertirnos. Sensaciones y emociones que embriagan el alma....
Tan hermoso y tan cerca.... Se puede pedir algo más??
Hasta la próxima!

5 comentarios:

  1. Hola, una pregunta: hay alguna señalización en el camino.?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Milagros!
      Hay marcas rojas y blancas. Es el GR-92. De todas maneras, aunque las perdieras de vista, el camino es muy intuitivo, bordeando la costa.
      Saludos!

      Eliminar
    2. Hola Milagros!
      Hay marcas rojas y blancas. Es el GR-92. De todas maneras, aunque las perdieras de vista, el camino es muy intuitivo, bordeando la costa.
      Saludos!

      Eliminar
    3. Acabo de realizar ese estupendo sendero, para mi gusto un poco largo comparado con otros, uso a menudo una app llamada "camins de ronda" para android, así descubro más senderos.

      Eliminar