Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


martes, 24 de septiembre de 2013

ELS CARCAIXELLS I EL MONTCLAR


Esta es una ruta preciosa, divertida y muy entretenida. Y que pienso repetir, puesto que las variantes y la gran cantidad de sitios y cosas que ver por los alrededores se lo merecen. Ya las programaré con tiempo en este mismo blog, por si alguien quiere disfrutar de una ruta con encanto.

Nuestro objetivo.

Eso sí, no apta para quien sufra vértigo, puesto que algunas de las cornisas por las que transitamos son muy estrechas, las paredes bastante verticales y la altura impresionante. Sobretodo a la hora de cruzar el "Pont dels Arítjols", un puente colgante que une dos cimas.

Cornisas estrechas y alturas de vértigo.
Suerte de las cadenas...

En algunos tramos, la ruta está equipada con cadenas o cuerdas que facilitan el ascenso(o el descenso), pero también hay tramos en que hay que trepar y subir(o bajar) utilizando todas nuestras habilidades, sobretodo para llegar a la cima del Montclar.

Otro tramo equipado con cadenas.


Realicé esta ruta el día 22 de septiembre de 2013. En esta ocasión me acompañaron mi hija Inés y su marido Óliver. Hizo un tiempo espléndido y los tres disfrutamos muchísimo.

Mi hija y su marido, disfrutando de las excepcionales vistas
y de un merecido descanso.

Desde Santa Cristina d'Aro, se puede llegar en coche hasta el punto de inicio de la ruta. Atravesamos el Golf Costa Brava por el PR C 102 y dejamos el coche justo en el cruce con el GR 92 1.
A partir de aquí empieza la ruta a pié.
Tomamos el GR 92 1, marcas rojas y blancas, y no lo dejamos hasta pasada la masía de Can Llaurador, donde nos topamos con un cruce.

Can Llaurador

En este punto dejamos el GR y tomamos el PR C 102, marcas amarillas y blancas, dirección Carcaixells y Montclar.
Este tramo es una pista forestal en muy buen estado, pasaremos por el Menhir de Can Llaurador, atravesaremos una zona de eucaliptos y en poco rato llegaremos a otro cruce con indicadores.

Menhir de Can Llaurador

 Hay que coger el camino de la derecha, el que cruza un torrente, seco si no ha llovido, con un puentecillo de madera. Este es el "Pas de la Miloca"

El "Pas de la Miloca"

De todas formas, si cogiéramos el camino de la izquierda, haríamos exactamente la misma ruta, sólo que en sentido contrario. Eso ya lo dejo al gusto de cada cual.
Empezamos a ascender por un empinado sendero por terreno boscoso y no tardamos en encontrar algunas rocas que, desde su cima, nos muestran un aperitivo de las vistas que van ganando en belleza y espectacularidad a medida que ascendemos.

Las vistas empiezan a ser espectaculares

No tardamos en llegar a la base de la primera gran roca, que se alza desafiante ante nuestros ojos.
Y nos topamos con el primer tramo equipado con cadenas que nos ayudarán a ascender hasta "La Capella", donde empezaremos a disfrutar de espectaculares vistas.
El nombre viene por una pequeña capilla dedicada a San Francisco de Asís, que se ha instalado en esta cima.

"La Capella"


Y esto es lo que nos queda por delante...


Los tramos equipados con cadenas o cuerdas nos
facilitan el ascenso.

Alturas de vértigo....


Seguimos avanzando, trepando arriba y abajo por "els Carcaixells", con la ayuda de cadenas y cuerdas, hasta que llegamos a un puente colgante que une dos cimas, el "Pont dels Arítjols"

Letrero de aviso

Varios letreros nos indican que está prohibido pasar por este puente. Según tengo entendido se trata de una propiedad privada y su dueño no quiere hacerse responsable de lo que les pueda suceder a aquellos que pasen por él.

El "Pont dels Arítjols"

Pero todo el mundo lo cruza. Es una de las mayores atracciones de este recorrido y no parece muy deteriorado. Metálico y con cadenas y cables de acero para sujetarse. Así que... ¡Adelante!

¿Quién dijo miedo?

Lo cierto es que impone un poco. Tal vez por la sensación de desamparo que percibes cuando estás por la mitad o por su leve bamboleo...
Por cierto... ¿Sabe alguien qué son "els aritjols"?
Son unas plantas trepadoras con algunas espinas, que abundan en las zonas bajas boscosas. Mas conocida, tal vez con el nombre de zarzaparrilla.


Esto es un arítjol o zarzaparrilla

Seguimos subiendo y bajando rocas, por tramos más o menos complicados, los más difíciles equipados con cadenas, hasta llegar a una gran torre metálica donde hay un indicador.

Estrechas cimas por las que transitar

Creo que ni las cabras pasan por aquí...

Seguimos de frente, en dirección al "Collet del Montclar", a pocos minutos.

Collet del Montclar

Ya en el "Collet del Montclar" encontramos más indicadores. A la derecha, la cima del Montclar.
A la izquierda, la ruta de regreso.
Pues hacia el "Montclar".
Para llegar a la cima de este monte ya no hay cadenas ni nada. Debemos trepar como podamos por las rocas. No es muy difícil, pero la sensación de inseguridad es más acusada. Sobretodo a la hora de bajar.
Justo antes de llegar a la cima, encontramos otra capilla, esta vez dedicada a Sant Bernat Menthon, patrón protector de senderistas, montañeros y excursionistas.

Capilla dedicada a San Bernat Menthon

Y una curiosidad. Junto a la capilla y bien protegida por una especie de caseta, hay una caja metálica, de esas de galletas. No teníamos ni idea de qué había en su interior, la abrimos y descubrimos una libreta, lápices y bolígrafos. En esa libreta, los excursionistas pueden anotar brevemente sus impresiones.








Y seguimos hasta llegar a la cima, que está coronada por un túmulo de rocas y un mástil en el que ondea una gran senyera.

El Montclar

Desde esta cima, 401m de altura(417m según otras mediciones) disfrutaremos de una impresionante panorámica.
Desde Palamós hasta Sant Feliu en la costa; la Vall d'Aro en toda su amplitud, con Santa Cristina d'Aro, el promontorio sobre el que se asienta el "Castell de Solius" y el massís de les Gavarres al fondo; Llagostera y la plana de Girona, con los Pirineos al fondo; y buena parte del massís de l'Ardenya.


Impresionante.
La cámara de fotos empieza a sacar humo....
Incluso una hermosa mariposa posó para nosotros...

Mariposa

Descendemos por el mismo sitio por el que hemos subido. Ahora, sin cadenas, es un poco más complicado, pero con calma lo conseguimos y volvemos al "Collet del Montclar"
Allí cogemos el PR C 102, marcas amarillas y blancas, dirección Sant Feliu de Guixols.
Empezamos caminando por una pista forestal en bastante buen estado y con poco desnivel pero, como todo lo que sube ha de bajar, puesto que estamos a unos 350m de altura, al llegar a otra gran torre metálica esta pista se convierte en un estrecho sendero que desciende en picado por terreno boscoso hasta la pista forestal y aquel cruce donde hemos iniciado el ascenso als Carcaixells. Sí, el "Pas de la Miloca", con aquel puentecillo de madera...

Descendemos rápidamente

Por un camino en bastante mal estado...

De ahí regresamos al coche, por Can Llaurador.
Y fin de la aventura.




miércoles, 18 de septiembre de 2013

CALONGE - PUIG CENDROSA - PUIG CARGOL - BELL-LLOC - CALONGE

Ruta realizada el día 8 de septiembre de 2013.

Fue una salida no prevista. Consulté las previsiones meteorológicas, el radar y, a pesar de que estábamos en alerta amarilla por posibilidad de algún aguacero, salí de casa a las nueve de la mañana. Todo parecía indicar que aguantaría, al menos hasta la tarde, sin llover.
No era la primera vez que recorría todos aquellos lugares, solo que lo había hecho por separado, nunca todos juntos.
Me gustó mucho la combinación de montes y cimas, valles, rieras y planicies.
También el paisaje fue muy cambiante según ascendía o bajaba y reseguía el cauce de alguna riera o me adentraba en las planas de Calonge.

Empecé en Calonge, en el Mas Molla, tomando la pista que se dirige hacia la izquierda.

Estamos frente al Mas Molla y debemos seguir hacia la izquierda.

En este más no hay ninguna indicación, hay que seguir el camino unos 300m. y encontramos los primeros indicadores.

Aquí es donde empieza realmente la ruta. Empezamos por el camino de la
izquierda y regresaremos por el de la derecha.

Que ya podría haber alguno junto a la masía, digo yo, puesto que si no conoces el lugar o si no vas con un mapa o un GPS, no se sabe si ir hacia la derecha o la izquierda.
Por suerte, a partir de aquí toda la ruta está muy bien indicada.
Empezamos con marcas verdes y blancas(sendero local) y no las perdemos de vista.

Toda la ruta está muy bien señalizada.

Vamos casi todo el camino por pista forestal. Sólo al final, para ascender al Puig de la Cendrosa, se convierte en un camino más empinado y en bastante mal estado, lleno de rocalla suelta.

Ya estamos llegando al Puig de la Cendrosa.


El Puig de la Cendrosa.

Tras culminar el Puig de la Cendrosa, el camino se convierte en estrecho sendero que empieza a descender hasta Can Ribot, una masía completamente en ruinas.

Can Ribot. Una antigua masía totalmente en ruinas.

Allí hay indicadores para ascender al Puig Cargol, apenas 10 minutos por pista forestal.

El Puig Cargol

Impresionantes vistas desde esta cima.

Admiramos las vistas, descansamos un poco, comemos alguna cosa, hacemos las fotos de rigor... y luego descendemos de este monte por donde hemos subido, hasta el cruce donde están todos los indicadores, cerca de la masía de Can Ribot..
Volvemos a los indicadores y ahora seguimos marcas amarillas y blancas(pequeño recorrido), por un estrecho sendero de exuberante vegetación, hasta volver a una pista forestal.

Ahora seguimos las marcas amarillas y blancas.

Una exuberante vegetación nos acompaña en el descenso
hacia la zona del Bell-lloc

Pasamos por el Castell de Vilarromà, o lo que queda de él, por que está totalmente en ruinas.

El Castell de Vilarromà, o lo poco que
queda de él.

Seguimos hasta un nuevo cruce. A la izquierda, Palamós en pocos minutos. A la derecha, Calonge en dos horas. Y yo hacia Calonge, ahora de nuevo por pista forestal y siguiendo marcas verdes y blancas de sendero local.
Paso junto a la Hermita del Bell-lloc y, como a km y medio, un nuevo cruce.

Ermita del Bell-lloc. 

Si seguimos de frente, de nuevo vamos a parar al Puig Cargol. Calonge, a la izquierda.
Y yo hacia la izquierda, claro.
Esta pista foresta es lo que por aquí se conoce como Camí Vell o Camí Antic de Calonge.

Impresionantes vistas sobre Palamós

Poco a poco fui descendiendo hasta la Plana de Calonge, con huertas, masíasy grandes extensiones de viñedos, que algo tendrán que ver con el buen vino de Calonge...

Grandes extensiones de viñedos

Esta sí que es una auténtica curiosidad.
No se trata del payés recolectando los higos de esta gran higuera.
Es un muñeco. Pero de lejos parece una persona, y creo que lo han puesto
aquí para que la gente no se acerque a los árboles.


Por suerte, el buen tiempo me acompañó durante todo el trayecto.
Pero, como si estuviera programado, a la media hora de llegar a casa, empezó a diluviar.
Esta vez tuve suerte y me salvé por los pelos...

Preciosa ruta, nada complicada y sin gran dificultad.
15 km de recorrido, pequeños rincones para descubrir, espectaculares vistas para disfrutar...
Un auténtico placer para la vista y los sentidos....