Presentación del blog

¡Saludos a tod@s!

Como su mismo nombre indica, este blog está destinado a recoger, paso a paso, todas mis salida, excursiones, rutas y viajes. Siempre a pié. Pequeñas escapadas, visitas a pueblos, rutas cortas, largos recorridos... Pero siempre a pie.

Mi idea es dar a conocer y compartir con todos mis lectores esos maravillosos rincones que muchos desconocemos y pasamos por alto, cuando están ahí, muy cerca de nosotros. O no tan cerca...


domingo, 26 de agosto de 2012

CAMÍ DE RONDA Palamós Platja de Castell-Calella de Palafrugell

Ruta realizada el 26 de agosto de 2012
Recorrido: unos 10 km. 6 km de ida (bordeando la costa) y 4 de regreso, siguiendo el GR, por el interior.
Dificultad: baja. Media para quien no esté acostumbrado a caminar. Sendero en constante sube y baja.

Las primeras luces del día

Señalización: desde la playa de Castell hasta Cap Roig, señales rojas. Es un sendero local. En Cap Roig cogemos el GR, con señales blancas y rojas. De todas formas, no es posible perderse. En la playa de Castell encontraremos un gran cartel con un mapa y todos los posibles itinerarios. Y sólo hay que ir bordeando el mar.
Tiempo estimado: depende. Pensad que lo más seguro es que a cada momento os paréis para sacar fotos. Seguro que en alguna cala os apetecerá bañaros, y si vais en grupo, no podréis dejar de deteneros a cada recodo del camino para comentar las maravillas que iréis encontrando. Por tanto, el recorrido, por el kilometraje, se puede hacer en tres horas, aunque yo lo hice en cuatro horas y media para ir y dos para volver. Eso ya depende del tiempo que le dediquéis. Y os aconsejo que os toméis vuestro tiempo, porque lo vale.

Cala Estreta

Deberéis llevar calzado cómodo para caminar, no todo es plano. Gorra, protección solar, agua abundante, pues no hay fuentes por el camino, bocadillos, toalla y bañador(opcional, pues en esta zona de calas al abrigo de las miradas indiscretas, el nudismo es una práctica habitual).
Esta preciosa ruta aconsejo hacerla en verano, y sobretodo, salir a primera hora de la mañana. Es a estas horas cuando se pueden apreciar en todo su esplendor los preciosos colores y contrastes que van adquiriendo las aguas a medida que va subiendo el sol, el mar suele estar muy tranquilo por las mañanas y podréis bañaros en alguna de las preciosas calas que visitaréis a lo largo del recorrido.
Podemos admirar las diferentes tonalidades que adquiere el agua a estas horas.

Además, tened en cuenta que la Costa Brava en verano suele estar bastante masificada. Por lo tanto, si queréis gozar de paz y tranquilidad, admirar toda esta belleza salvaje o hacer fotos sin que salga un montón de gente por medio, tendréis que madrugar.
Y por si todo esto no os acaba de convencer, pensad en el intenso calor y el sol de los veranos en esta zona, por lo que conviene evitar las horas centrales del día.
Vale la pena, y tampoco hace falta levantarse a las cinco de la madrugada.
Yo hice esta ruta el pasado 26 de agosto y salí a las 7'30. A esta hora hace apenas 10 minutos que acaba de salir el sol.
Éramos un grupo de siete personas e iniciamos la ruta en la Playa de Castell, a las afueras de la población de Palamós, y el destino era Calella de Palafrugell. En esta playa hay un gran párking donde podremos dejar el coche. Debo advertir que en verano, a partir de las 9 de la mañana, este párking es de pago, pero si se llega antes de esta hora, no hay que pagar.



Platja de Castell

Este es el aspecto de la Playa de Castell a las siete y media de la mañana.
Como podéis ver, no hay nadie, el agua apenas se mueve, y el sol naciente empieza a bañar de luz y color la zona.
Esta foto está hecha desde un promontorio en el que se encuentran las ruinas del Poblado Ibérico de Castell, un importante asentamiento de los íberos y que ha sido excavado y restaurado hace poco. Aconsejo una visita rápida.
El camino empieza bordeando unos altos acantilados que esconden calas de ensueño. Debido a la altura de esos acantilados, a la mayoría de esas calas solo se puede acceder desde el mar con alguna pequeña embarcación. Aunque en algunas, la gente, que no parece asustarse de nada, ha empezado a trazar empinadas sendas por las que acceder, trepando o arrastrando por las rocas de sus verticales paredes, a estos rincones de ensueño.

Rincones de ensueño

Estas son algunas de las calas que podremos encontrar, ocultas entre las paredes de altos acantilados.
Su belleza es excepcional. Y a estas horas de la mañana, los primeros rayos del sol arrancan preciosas tonalidades verdes, azules y turquesas de sus aguas encalmadas.

Aguas encalmadas, colores increibles...

Estos caminos que bordean toda la Costa Brava, siguiendo su contorno de Blanes a Portbou, tienen una historia muy antigua.
En tiempos de piratas, gracias a su altura que permitía observar el mar y sus inmediaciones, fueron usados como puntos de vigilancia, para prevenir los ataques de los piratas que se proponían asaltar los pueblos del litoral y apropiarse de los bienes y las personas. Palamós, por ejemplo, fue arrasado y sus habitantes masacrados por el pirata Barbaroja, en 1543.
Más tarde, tras el fin de la piratería, fueron usados por los contrabandistas que traficaban con productos como el tabaco y el alcohol.
A su vez, también fueron utilizados por los agentes de vigilancia que perseguían a los contrabandistas. Estos agentes hacían sus rondas por esos caminos, y se dice que, precisamente, este es el origen de su nombre: Caminos de Ronda.


Las primeras luces del día...




Se han recuperado muchos de estos caminos, y actualmente se han convertido en un gran reclamo turístico para la Costa Brava.
Son caminos que los ayuntamientos mantienen en buen estado y que se han señalizado con diferentes marcas de color, y con indicaciones de los diferentes lugares de interés, las distancias y el tiempo aproximado que se tarda en recorrerlo, facilitando la orientación de quien los recorre.


Esta es la idílica "Cala Estreta"
                                   
Pasadas dos horas desde que habíamos salido de la Playa de Castell llegamos a la Cala Estreta, la única playa de la población de Mont-ràs.
Solo unos pocos bañistas habían llegado ya a esta playa y empezan a tomar los primeros baños.
Debo advertir que ésta, como la mayoría de las playas y calas de esta zona, son nudistas, aunque cada uno va como mejor le parece.
Tras un buen baño, la hora de desayunar.
Después de recuperar fuerzas seguimos la ruta hasta llegar a la población de Calella de Palafrugell sobre las doce del mediodía.
Y finalmente, tras un breve descanso, tomamos el camino de vuelta, esta vez sin dejar el GR (marcas blancas y rojas) hasta llegar de nuevo a la playa de Castell.

Como podéis ver también de regreso disfrutamos de excepcionales vistas.
El camino de regreso lo hicimos en poco más de una hora, puesto que hicimos poco más de 5 km.
Estas rutas de mar, recomiendo hacerlas en verano. Es cuando estos idílicos rincones lucen su belleza en todo su esplendor. Además, nos permiten bañarnos en algunos (o todos) de los rincones por los que iremos pasando.
Pero eso sí, evitando las horas de máximo calor y bien provistos de agua.
Pero, en invierno, también es digno de ver. Y si acompaña un fuerte temporal, podremos admirar cómo el furioso mar estrella salvajemente las olas contra los acantilados... Todo un espectáculo para los sentidos.
Así que, en invierno o en verano, ánimo y a caminar.

4 comentarios:

  1. que buen material informativo! muchas gracias! mañana mismo ire a disfrutar de tanta belleza regalo de la naturaleza!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestro alrededor está lleno de rincones de gran belleza. Muchas veces nos vamos al otro lado del mundo en su busca cuando tenemos auténticos paraísos muy cerca de nosotros.
      Muchas gracias por el comentario y disfruta de estas maravillas.
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Me encanta esta ruta, soy de Palamós y la hago a diario. Os la recomiendo al amanecer ya que podeis contemplar el sol apareciendo por el mar en el horizonte, espectacular. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes toda la razón. El espectáculo que ofrece el amanecer es maravilloso. Esos colores de las aguas son indescriptibles.
      Saludos!

      Eliminar